Mitos y consejos sobre la carga de batería

por / martes, 10 noviembre 2015 / Publicado enProducto
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar

Fuente: www.mibqyyo.com

 

MITOS Y CONSEJOS SOBRE LA CARGA DE BATERÍA

 

¿Te has preguntado si tu móvil se puede averiar por cargarlo durante largos períodos de tiempo, o con otro cargador, o bien si debes dejar o no que se agote hasta el final la batería?. Existen muchos mitos sobre cómo cargar y tratar las baterías de los móviles, pero no todos son ciertos.

Seguro que, como muchos, has buscado la respuesta en innumerables foros por Internet, y tras mucho leer tienes las mismas dudas, porque la información que encuentras es muy variada y difusa. Cada autor dice una cosa.

En este artículo voy a tratar de resumir y aclarar las cuestiones más comunes que le surgen a los usuarios a la hora de poner a cargar sus dispositivos, y que quieren hacerlo de la forma más segura y efectiva posible. Esta información será válida tanto para la gama de smartphones, como tabletas y dispositivos lectores de libros electrónicos. ¡Vamos allá!

 

Mitos falsos

 

Si la batería se agota totalmente mi BQ quedará inservible. FALSO.

 

Ni las baterías ni los dispositivos que las implementan llegan a quedar inservibles después de que la batería se haya descargado en su totalidad. Tan solo con volver a cargarla, tu dispositivo volverá “a la vida”, y la batería seguirá funcionando de la misma manera.

Lo que SÍ es contraproducente es almacenar las baterías por largos períodos de tiempo totalmente descargadas. ¿Por qué? Porque todas las baterías tienen una pequeña corriente de fuga, no son perfectas y se llegan a descargar ellas solas. Dependiendo del tipo de material con el que se hayan constituido, estas fugas serán mayores o menores. Los dispositivos BQ equipan baterías de Polímero de Litio (LiPO) en la gama de smartphones y tabletas, e Iones de Litio (Li-ion) en los e-books. Si quieres saber más sobre las baterías puedes acceder a este artículo.

 

carga-bateria

 

Apagar el dispositivo es malo, ya que al arrancar desde cero consume mucha más batería y esto la daña. FALSO.

 

En lo que a consumo de batería se refiere, existen situaciones de uso cotidiano más extremas, y la batería ya está preparada para soportar esa actividad. Es más, el apagado del dispositivo de vez en cuando puede ser positivo, puesto que se limpia la memoria RAM y se liberan archivos temporales que están “por ahí”, ocupando espacio en memoria.

 

Usar mi nuevo BQ nada más sacarlo de la caja es malo para la batería. FALSO.

 

Aunque la recomendación de cualquier fabricante es hacer una carga completa del dispositivo antes de usarlo, SÍ puedes utilizarlo nada más sacarlo de la caja. Pero claro, ahora te surge la duda… Si es posible su utilización sin una carga inicial completa, ¿por qué me dicen que lo haga? Por experiencia de uso… vas a aprovechar durante más tiempo tu dispositivo si este está totalmente cargado, y te lo vas a pasar mejor haciendo pruebas y configurando tu nuevo terminal. Además, la carga con la que viene la batería es una carga inicial para test y almacenamiento. Por esta razón, es muy probable que el valor marcado por el terminal al iniciarlo no sea del todo veraz, y la batería se agote antes de lo esperado.

Powered-by-Android

 

Cargar la batería de mi dispositivo BQ por largos períodos de tiempo es malo. FALSO (a medias).

 

La carga prolongada de una batería, con un dispositivo de carga que la controle, no es peligroso en absoluto. Si, por ejemplo, pones a cargar tu teléfono toda la noche (unas ocho o diez horas, por ejemplo), no se va a estropear, aunque el terminal tarda en estar cargado solo unas cuatro horas. No es contraproducente que la batería esté cargando durante más tiempo extra.

Estos dispositivos llevan un circuito de control de carga, que se ocupa de que la batería no adquiera corriente del cargador de forma constante. Según el dispositivo y la batería, el ciclo de carga es diferente.

En líneas generales, la batería se carga de forma rápida cuando está con poca carga (alrededor del 15%), a una velocidad media cuando tiene un nivel de carga razonable (entre el 15% y el 90% aproximadamente) y de forma más lenta cuando ya tiene una carga más alta o está totalmente cargada. En esta última zona entraría en lo que se llama “carga de mantenimiento”. Se trata de una carga muy suave que compensa las posibles fugas de la batería. De esta manera se garantiza que en el momento en el que desconectes el cargador, la batería estará realmente al 100% de su capacidad.

Lo que SÍ es contraproducente, es que ese “tiempo extra” se convierte en 24 horas al día los 7 días de la semana. Un ejemplo típico de esta forma perjudicial de poner en carga un terminal: una oficina en la que trabajan con un teléfono móvil, y lo tienen constantemente conectado al cargador, puesto que lo usan todo el día. Después de estar así meses, la carga de mantenimiento no para nunca, termina haciendo mella en la batería, y al desconectar el cargador lo más probable es que la batería dure sólo unos pocos minutos.

 

Banner

 

El uso un cargador no original hará que mi dispositivo se rompa. FALSO (bueno, depende).

 

Como he comentado antes, el control de carga de la batería lo realiza normalmente el propio terminal. Antiguamente sí existían cargadores que controlaban la carga de la batería, ejemplo de ello son aquellos cargadores externos en los cuales había que quitar la batería del móvil y colocarla para que se cargara.

En la actualidad, el cargador pasa a ser un simple transformador y estabilizador de corriente. Su función es entregar la tensión y la intensidad adecuadas para cada dispositivo, de la forma más estable y limpia posible. Siempre que se utilice un cargador con un mínimo de calidad, y que se adapte al dispositivo en cuestión, no deberían existir problemas.

Lo que SÍ es recomendable es no cargar el terminal con un cargador cualquiera, “de los de a un euro”, que no ha pasado control de calidad alguno.

 

La batería sólo hay que cargarla si está totalmente descargada. FALSO.

 

Como ya he comentado antes, son los dispositivos (o los cargadores en su caso) los que controlan la carga y la entrega de corriente a la batería. Lo hacen de la manera más productiva y menos perjudicial para esta.

Las baterías ya no son lo que eran antes, no poseen el efecto memoria que se producía con las NiCD de hace años. Son mucho más “inteligentes”. Puedes poner a cargar tu móvil cuando quieras, esté la batería en las últimas, o a la mitad.

Fuente: www.mibqyyo.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR